¿Tiene diez millones de euros y es fan de Alexander McQueen? Si es así puede adquirir su última casa, un lujoso ático en el barrio londinense de Mayfair que esta decorado con todos aquellos objetos que habrían vuelto loco al que fue uno de los enfant terribles de la moda de la pasada década.

Por Jorge Fabián

No es que sea ningún chollo. Pero para los mitómanos es una oportunidad única. La que fuera última casa del diseñador de moda Alexander McQueen, un espectacular ático en el barrio londinense de Mayfair, está a la venta por 8,5 millones de libras esterlinas, unos 10 millones de euros.

En realidad, el diseñador, que se suicidó el 11 de febrero de 2010, cuando contaba 40 años de edad, nunca llegó a ocuparlo, pero sí había empezado unas obras para convertirlo en un apartamento tan sofisticado, rompedor y mágico como su propio universo. Tras su muerte, unos compradores lo adquirieron y terminaron la reforma que él había empezado. El equipo de Paul Davies London se ha encargado durante dos años de transformar el apartamento y a decorarlo como a él le habría gustado, buscando cada tela, cada pieza, cada alfombra que a londinense le habrían gustado para crear la casa de sus sueños.

El apartamento cuanta con una enorme terraza ajardinada que rodea todo el penthouse, dos suites completas con mármol de Calafatea en los baños y a las que se accede por una extraordinaria escalera de caracol, suelos negros de nogal americano, candelabros de diseño y una auténtica pasarela para desfiles jalonada con espejos y fotografías de las presentaciones de colecciones más exitosas de McQueen.

El edificio está en Dunraven Street y se construyó en 1897. Y entre los expropietarios de su ático, de 166 metros cuadrados, se encuentran nombres tan conocidos en la alta sociedad británica como su alteza Alexander Mountbatten, nieto de la reina Victoria, o el autor P. G. Wodehouse.

Para los curiosos, McQueen abonó por él en 2009, un año antes de su muerte, 2,5 millones de libras. Poco más de siete años después, se vende seis millones más. Una revalorización propia de los tiempos del boom inmobiliario.


Diez millones de euros por el ático de Alexander McQueen La cocina, con una gran barra en medio.

Diez millones de euros por el ático de Alexander McQueen 1 El salón, con fotos de los momentos álgidos de McQueen.

Diez millones de euros por el ático de Alexander McQueen 2 Dormitorio de una suite.

Diez millones de euros por el ático de Alexander McQueen 5 La terraza ofrece una panorámica de 360º.

Diez millones de euros por el ático de Alexander McQueen 6 La fachada del edificio, en Dunraven Street.