Acaba de estrenar el taquillazo ‘Wonder Woman’, tiene la agenda llena de proyectos y rodajes, y es imagen de Armani. Es, en definitiva, el actor del momento y en los próximos dos años lo vamos a tener hasta en la sopa. Al menos, eso sí, es un tipo sencillo.

POR MARÍA ESTÉVEZ

Chris Pine tiene talento.Y percha. Es imagen de Armani y, en solo una década, se ha labrado una de las carreras más exitosas de Hollywood. Conocido por su personaje del capitán Kirk en Star Trek, el actor triunfó gracias a Diarios de una princesa, que le coronó como ídolo adolescente. Hijo de los actores Robert Pine y Gwynne Gilford, el pequeño Chris, que hoy tiene 35 años, creció rodeado de estrellas, así que no extraña que terminara siendo una de ellas. Acaba de estrenar en España Wonder Woman, donde interpreta a Steve Trevor, el objeto de deseo de la amazona que da título al filme, y en su agenda ya no hay un hueco libre. Tiene pendiente de estreno varios capítulos de la serie Angie Tribeca y cuatro películas; entre ellas, una de Star Trek. Hemos hablado con él en el Hotel Four Seasons de Los Ángeles.

He oído decir que habla español…
Sí. Intento practicarlo. La verdad, me gusta hablar en español.

Es toda una sorpresa que su español sea tan fluido.

Lo aprendí en el colegio. Para mí no es difícil hablar en español porque en California, especialmente en Los Ángeles, tengo la oportunidad de hablarlo continuamente. Uno de estos días tengo que ir a España a practicar [se ríe].

Si quiere, podemos hacer toda la entrevista en español…
No, eso sería muy difícil para mí. Prefiero que hablemos en inglés.

Su nuevo filme es Wonder Woman. Hemos visto a los protagonistas, Steven y Diana, enfrentarse a la guerra desde una perspectiva muy pragmática. ¿Vivimos tan despreocupados por todo aquello que nos rodea?
No. Recuerda que es una película de superhéroes. Diana tiene superpoderes, es capaz de levantar tanques y detener balas, algo imposible. La gran disparidad es su esperanza porque nada la detiene. Para alguien que, como mi personaje, ha visto lo peor del ser humano, Diana representa la esperanza.


“En Hollywood hay mucha tontería y mucha rubia operada”


Usted es un actor rodeado, en algunos momentos, por ochenta mujeres, incluida la directora, Patty Jenkins. ¿Agobiante?

No. Fue sensacional. Yo crecí con mujeres poderosas a mi alrededor, hay muchas mujeres en mi familia. No lo pensé dos veces. Cuando me ofrecieron el papel, dije que sí. Para mí, Wonder Woman es una gran oportunidad y verme rodeado de mujeres bellas, inteligentes y poderosas, un privilegio.

En Wonder Woman hay un intercambio de género y usted se convierte en el ‘hombre objeto’.
¿Te refieres a la escena del baño? Pensé que sería divertido. Me recordó a la película Indiana Jones y el Templo Maldito, en la que Kate Capshaw sale de la bañera. Patty [Jenkins], la directora, me dijo que quería hacer esa escena, que quería convertirme en hombre objeto. Y me dejé. Hay que tener sentido del humor y reconocer que los hombres, a veces, somos la damisela en peligro. Mi vanidad no se ha visto dañada, créeme.

Según usted, ¿cómo debe ser la mujer perfecta?
La palabra perfecta ya es imposible. No existe la perfección. Yo quiero una mujer con muchas imperfecciones. En el caso de Wonder Woman representa la curiosidad, la disciplina, la esperanza, la compasión. Pienso que los hombres deberíamos dejar que la femineidad de nuestras parejas nos impregnara un poco más. A mí me gusta estar junto a una mujer cariñosa que sepa contagiarme.


Sus claves de estilo

El traje perfecto. Pocas veces falla el actor a la hora de llevar traje. Tanto el tono como el corte que elige le sientan de maravilla y siempre añade un toque de color con un pañuelo.Chris Pine, el actor por el que todos suspiran 1

Fuera de cámara. Aunque le fotografíen ‘in fraganti’ haciendo la compra o saliendo del gimnasio, a Pine nunca le pillan dando la nota con su ropa. De nuevo, el secreto es utilizar prendas básicas y colores planos.Chris Pine, el actor por el que todos suspiran

‘Mix’ estiloso. El actor sabe combinar con estilo las prendas: sobre una base de colores planos y piezas básicas añade chalecos, cazadoras o camisas de cuadros. Chris Pine, el actor por el que todos suspiran 2 

‘Red carpet’. El esmoquin cruzado es una de las señas de identidad de su estilo, y siempre lo lleva con una naturalidad increíble. Chris Pine, el actor por el que todos suspiran 3


 

¿Se considera un actor valiente, seguro de sí mismo?
Creo que soy bastante normal. Depende del día, uno puede parecer más valiente según quién tenga alrededor. La verdad, soy bastante riguroso y consciente de serlo. Me estoy saliendo de la línea de la respuesta, pero he estado leyendo un libro sobre la guerra y, en él, el autor explica lo que sintió al matar a alguien. La guerra se juzga como un crimen, pero el estado mental de los que van a la guerra no es el habitual en una sociedad civilizada. Creo que la moral es un área gris y la diferencia entre ser un héroe o un hombre débil depende de la hora o del día en que te encuentres. Todos estamos jodidos.

Usted ha hecho carrera con la franquicia Star Trek. ¿Le intriga el viaje espacial? Dicen que estamos muy cerca de encontrar vida en otro planeta.
Me interesa, sí. He estado fascinado por los viajes espaciales desde niño. Veremos hacia dónde evoluciona la tecnología, pero no me extrañaría que muy pronto anunciaran que vamos a encontrarnos viajando a otros mundos. Tal vez, un día no muy lejano, hacemos entrevistas en el espacio.

¿Qué significó Star Trek para usted?
Una gran oportunidad. Me encantó interpretar el personaje y trabajar con J.J. Abrams. Lo mejor es que entre película y película de la saga tengo cuatro años para hacer otros proyectos. Hay vida más allá de la franquicia.

¿El físico es importante para usted?
Intento estar siempre en buena forma. Tuve que ganar peso para rodar mi personaje de Star Trek, pero para Wonder Woman perdí diez kilos. Quería que se me viera bien al aparecer desnudo [se ríe].


“Mi peor actuación fue con una canción de Frank Sinatra”


¿Es consumidor de cultura pop?
Sí. Veo muchas series de televisión, como todo el mundo. También me gusta seguir las nuevas tendencias de música y me fascina vestir bien. En Hollywood hay que ser ermitaño para no seguir las últimas tendencias de todo, porque esta ciudad está en la vanguardia gastronómica, del estilo de vida, la salud, la tecnología, la moda, el entretenimiento… A mí me encantan el diseño, la decoración, la arquitectura, los muebles. Si tuviera paciencia me dedicaría a construir muebles. Me gusta crear espacios en mi casa que redecoro constantemente.

Creció en Hollywood, en una familia de actores y estudió en un colegio rodeado de gente de la industria del cine. ¿Estaba predestinado a ser actor?
Supongo que sí, pero no juego el juego de la industria. Yo disfruto de los beneficios de mi trabajo, porque son muchos y muy divertidos. Me toca ir a fiestas y conocer gente muy interesante, y eso me da cierta ventaja, pero soy un tipo que prefiere estar en casa con sus padres, con su novia o con sus amigos.

¿Disfruta la vida de Los Ángeles?
Muchísimo. No comparto en absoluto esa idea de que en Los Ángeles todo es de mentira. Es cierto que hay mucha tontería y mucha rubia operada, pero también hay gente muy artista, muy auténtica. No me parece que esta ciudad sea distinta de Nueva York, Tokio o Londres. Aquí puedes disfrutar de la nieve en la montaña y del océano Pacífico en un mismo día. Es una ciudad vanguardista, siempre un paso por delante del resto del mundo. Los Ángeles es mi casa y me encanta. En California, la mayor parte del tiempo vestimos de forma casual y a nadie le importa quién eres.

¿Cómo es un día en su vida?
Suelo jugar al baloncesto con mis amigos, correr, pasear a mis perros por la montaña, salir a almorzar con mi novia, boxear, jugar al tenis… Voy a reuniones de trabajo, leo… Me gusta hacer muchas cosas en un día y cambiar de aires. Trato de no repetirme para no aburrirme.

¿Es adicto al trabajo?
No, nunca voy a ser un actor que rueda película tras película. Lo que hace interesante a un actor es el tiempo que se toma para preparar sus personajes. Para ser un gran intérprete tienes que empaparte de realidad, estudiar a la gente y aprender comportamientos. Cuando vives dentro de una burbuja en barrios privilegiados como Bel Air o Pacific Palisades terminas alejándote de la esencia de este trabajo y, como consecuencia, el público deja de creer en tus interpretaciones. Mi plan es tomarme un tiempo entre película y película para disfrutar mi vida y, así, dotar de experiencia a mis personajes.

¿Le gustaría trabajar con su padre?
Sí. Ya he trabajado con él en varias ocasiones, pero me gustaría repetir la experiencia, porque me fascina trabajar con él. Mis padres me brindan ideas en todos los proyectos en los que trabajo y me guían en mi carrera. El mejor consejo que me han dado fue: «Diviértete con la interpretación y no te preocupes de nada más».


“Me toca ir a fiestas, pero prefiero estar en casa con mis padres o mi novia”


Además de ser la estrella de Wonder Woman y Star Trek usted canta. Participó en un dueto con Barbra Streisand…
Sí. Una canción de Frank Sinatra. Fue mi peor interpretación. Pero reconozco que fue una gran oportunidad y que lo haría de nuevo sin dudarlo.

¿Armani le llamó para ser imagen de su firma?
Sí. Quería que fuera imagen de una fragancia de la firma. Hemos estado colaborando juntos desde hace tiempo y, como te he dicho antes, me gusta vestir de forma elegante y Armani es un diseñador por el que siento un gran respeto.

¿Cómo le gusta vestir?
Me inclino por las líneas simples, entalladas. Me gustan los trajes hechos a medida. Creo que es sensacional cuando la gente se dedica tiempo a uno mismo para vestir de forma elegante. Pero también disfruto con unos vaqueros, unas chanclas y una camiseta. Me gustaría regresar a los básicos de 1950: vaqueros y camisetas. En mi casa, sin embargo, vivo descalzo y desnudo…